miércoles, mayo 24, 2006
Lo ha dicho: Niña Incógnita, a las 10:20 a. m.

Pleno invierno, llovía demasiado, yo manejaba desde la Universidad, había salido de clases a las 20,30 hrs, aunque en realidad debe haber sido un poco más tarde porque es costumbre de los profesores tomarse unos minutos extras para "terminar la idea".

Como ese día estaba muy nublado y amenazante de lluvia, mis padres se apiadaron de mí y me prestaron el auto. Yo feliz, bien sentada, cómodamente, llevando todos los libros que necesitaba, y con mi compilado de éxitos en mis cd's partí a clases.

En la tarde, se puso muy frío, cuando llegué a la U, milagrosamente encontré un buen estacionamiento.

Al salir de clases, oscurísimo, llovía fuerte, muy fuerte.

El auto estaba cerca, llegué lueguito a él, me subí para que la lluvia no me mojara.

Me asusté un poco por la lluvia, y manejé entre las calles, feliz de estar en el auto y no en un bus, iba llegar pronto a mi casa, a comer algo rico, y podría abrigarme.

Cuando salí del taco, y de la ciudad, sentí que había pasado lo peor, ya comenzaba a relajarme, escuchando música, tarareando las canciones.

En eso, siento un ruido fuerte, un ruido extraño, venía del auto, pero no podría distinguir qué era.

Miré el tablero, ninguna luz extraña encendida. Por supuesto apagué la radio, nada de música. El ruido se hacía más fuerte, y disminuí la velocidad.

Era un ruido preocupante, ya estaba en la carretera, pero tenía que detenerme y revisar el auto.

Me bajé, la lluvia estaba como temporal, llovía como nunca, me mojé entera, revisé el auto por todos lados, me fijé en cada una de las ruedas, pero el agua era tanta tanta, que hasta eso era difícil.

Me subí de nuevo, ya mojada y con mucho frío, busqué en mi bolso, el celular por todos lados, desesperadamente. LLamé a mi papá, le expliqué... me dijo, que revisara el tablero, que mirara aquí... allá, pero nada, me dijo trata de avanzar un poco más y ve que pasa.

Partí de nuevo, pero el ruido ya era horrible... avanzaba como a 20 km/hrs, apurar más el auto sería peor, porque el ruido me impedía manejar tranquila...

Llamé de nuevo, le dije a mi papá que el ruido era aún más fuerte. Me dijo que iba a buscarme.. que tratara de avanzar hasta un servicentro.

Asustada por ese ruido que nunca había escuchado, seguí manejando, en la carretera... o sea, en el medio de la nada, ni casas, menos teléfonos, nada, sólo el campo, esos cerros, ese camino por el que he pasado tantas veces, pero ahora parecía más solitario, cero vida humana.

Esa semana habían pasado tantas cosas.... problemas reales, y que me pasara algo a mí con el auto.. sería la guinda de la torta.

Avancé un poco más, y ya decido parar porque, ese ruido no era normal, comienzo a acercarme a un costado del camino.... y sucede... explota el neumático, de la rueda delantera del copiloto, quedé ahí... sin neumático... en la orilla del camino... el neumático saltó en varias partes al centro de la calzada.

Pasaban los camiones a 120 km/hr... y atropellaban una y mil veces, los trozos de neumáticos, que saltaban disparados, pasando muy cerca de mi auto.Ya veía que me llegaba a mi algo, pero me quise bajar y ver como había quedado la rueda... por supuesto lo que quedaba estaba en medio de una cuasilaguna, formada por la lluvia, por lo tanto, era necesario, mover unos centímetros el auto, y así lo hice.

Llamé a mi papá, que ya venía en camino, le dije en qué lugar estaba.. me dijo que me quedara tranquila y que me preocupara de encender todas las luces, las intermitentes, de estacionamiento, todo.. corté el telefóno, y me quedé ahí en el silencio mismo, sólo escuchando la lluvia fuerte, sintiendo que el techo del auto se venía abajo.

Suena el teléfono, mi papá de nuevo... había llamado a un señor que trabaja con él, que estaba cerca del lugar en que yo me encontraba y le pidió que pasara a ayudarme..

Qué vergüenza...!! clásico de las mujeres que algo nos pasa con los autos... y por qué a mí?, que, según yo, tengo tanto cuidado.. por qué tenía que haber pinchado un neumático y generar todo ese show, que tendría que venir mi papá, y este otro señor, molestarlos, para que ayudarán a la niña... pensaba en todas las otras cosas que habían pasado en este tiempo... miraba al cielo.. y esto ya me parecía insólito.. a punto de esbozar una sonrisa... le decía a Dios que lo que había pasado en mi vida ya era bastante difícil, para que además pasara esto, aunque en el fondo, lo del auto no era una tragedia... pero igual, una incomodidad...


En eso veo unas luces que se acercan a mi auto... era este señor que trabajaba con mi papá que venía a socorrerme, ve el auto y me dice... "señorita!! pudo haber tenido un accidente grave"... comenzó a revisar la rueda... y yo totalmente inútil, trataba de ayudarlo, pero después opté por tomar el paraguas y evitar que este pobre señor se mojará más.

Conversamos un rato, me contaba del Sr no sé cuanto, se había dado vuelta en su auto cuando pinchó un neumático, porque con la velocidad no pudo controlar el vehículo..

Menos mal que yo había escuchado ese ruido, y que ni me buena música me impidió ponerle atención.

Al rato llega mi papá.. me dice que saque mis cosas del auto y que me vaya a subir al auto en que venía él... pero yo quería ayudar... más inútil me sentía... pero en qué podría ayudar?.. le hice caso.. ahí me quedé esperando, hasta que solucionaron el "problemita".


En el camino de regreso, por fin, a mi casa, mi papá me decía que estas cosas pasan.... que es una experiencia... que me servirá... que no tengo que dejar de manejar por estos sucesos... etcétera... etcétera... pero yo aún me preguntaba el por qué... y por qué a mi papá que lleva años manejando.. nunca le ha pasado algo similar... no lo sé.. me preguntaba cómo no me di cuenta que el neumático estaba pinchado... pero si yo me había bajado en medio de la lluvia!, lo había revisado...!y si no hubiese tenido un celular? y si no hubiese tenido minutos, ni batería?, y si mi papá no hubiese podido ir? tendría que haber dejado el auto ahí hasta que encontrara algún ser humano? o tendría que haber detenido algún vehículo para que me ayudaran?... esas últimas alternativas me parecen bastante peligrosas, pero qué más da... ya había pasado... y ya han pasado casi dos años... y me he dado cuenta que he sido muy afortunada...
 
8 Opine no más:


At 12:49 p. m., Blogger Alvaro y sus desvaríos

dicen que las desgracias nunca llegan solas
a veces estos hechos desafortunados sirven para aprender alguna leccion, si te contara todos los dramas automovilisticos que me han pasado...pero hay que seguir nomás, darle pa adelante y aprender las lecciones que el destino, mala suerte o lo que sea nos pone por delante
nos leemos ¡¡¡

 

At 9:00 p. m., Blogger Comentador

Tuviste suerte, como bien dijo tu papá lo importante es que aprendiste.
Yo no sé manejar ni tengo vehículo, así que me parece novedoso eso de neumáticos reventando en medio de la carretera, pero bueno, por eso confío más en mi pies o en los taxis.

Un abrazo.

 

At 4:04 p. m., Blogger Sólo Adán

Oigaaaaa q mala la custión esa que le paso !!!
pero pudo haber sido peor como dijo su papi y aquel señor.
Igual esas cosas pasan justo cuando uno menos lo piensa. Pero lo peor de todo, q por tomar el auto pa no mojarse mucho en ese dia, te terminastes empapando :S
jejeje, lo importante que mas adelante todo esto será uno mas de tus anecdotas. ;)

Bueno cuidate ya de apokito estas dejando ser incognita jejeje

Bye

 

At 3:28 a. m., Blogger Enigmatiko©

Hay que sacar lo positivo de lo negativo, aprender de lo que nos ha pasado.
Niña Afortunada
Gracias por leerme y que bueno que gusto mi notilla
Salu2
enigmatiko

 

At 3:29 a. m., Blogger Enigmatiko©

Se ha habilitado la moderación de comentarios. El autor del blog debe aprobar todos los comentarios.
eso es censura!!!

 

At 9:13 a. m., Blogger Priscila

K mala... seguro la gente k paso penso ¿y k hace esta mina afuera del auto si no va a poder hacer nada?.... jaja

Yo he quedado en pana de bencina... eso es patético

saludos

 

At 9:20 a. m., Blogger Niña Incógnita

jajaja es cierto priscila... por eso opté por esperar tranquilita en el auto... resignación total jajajaja

 

At 3:32 p. m., Blogger Pablillous

a mi me paso exactamente lo mismo hace unos meses...
aprendi a siempre tener un arueda de repuesto en el maletero y a
aprender que como bien dijiste, esas son inconmodidades y no problemas reales....

besitos!