domingo, julio 29, 2007
Lo ha dicho: Niña Incógnita, a las 5:56 p. m.

Tenía los ojos vidriosos el otro día, y me sentía con dolor muscular, era este resfrío que se estaba presentando. Es por eso, que por un par de días, no podré comentar en los blogs de quienes me leen. Necesito recuperarme, muchos cariños y un gran abrazo a todos.
 
domingo, julio 22, 2007
Lo ha dicho: Niña Incógnita, a las 3:44 p. m.



Después de esos días dificiles vino un poco la calma, aproveché el fin de semana anterior, sobretodo los días domingo y lunes festivo, estuvo bastante agradable.

Disfruté hasta del reflejo del sol en el mar, no sentí nada de frío, y no tenía ganas de volver, estuve cerca de la naturaleza y su música.

Me pude alejar de computadores y casi también de celulares. Hasta disfruté el sabor de las comidas, del aire, de todo. Lo pasé bien, aunque sabía que era por poco tiempo.

No hay nada mejor, que dentro de tanto ajetreo, poder detenerse y pensar un poco, el fin de semana largo anterior a ese había sido un poco caotico, asi que por fin descansé.

Normalmente en esta época, el verano, me empieza a susurrar en el oído, tengo ganas de que llegue, yo creo que debe ser en parte porque varias personas cercanas se han tomado sus vacaciones, ya sea el mes de junio, julio o agosto. Encuentro un poco extraño tomarse vacaciones en invierno, a menos que se tenga algún destino caribeño.

Rosa se toma el mes de agosto, le queda una semana de trabajo y tomará un avión. Se manda a cambiar lejos de Chile, hacia aguas cristalinas y arenas pálidas, qué ganas de estar ahí también!!

Pero hoy tengo que hacer un par de cosas para la ofi, asi que no puedo andar con la cabeza metida en el verano y en el descanso, si el trabajo también se puede disfrutar, de lo contario la vida misma sería una tortura, pero creo que la pregunta igualmente es válida: ¿cuál es el mejor mes para descansar?


Etiquetas:

 
jueves, julio 12, 2007
Lo ha dicho: Niña Incógnita, a las 7:56 p. m.

Dicen que escribir es una excelente terapia, y que los blogs suplen al sicólogo muchas veces. Vamos a ver si es verdad.

Es que ni yo sé, a ciencia cierta, que es lo que me pasa, pero hace días tengo pena, tristeza. Y ya creo que en mis ojos se nota, como si este frío me hubiese llevado las sonrisas y las carcajadas.

Ni ver una película de dibujos animados, mi terapia favorita y santo remedio, me ha resultado.

No sé, quizás cuando marqué la tarjeta de postulación de la PAA, no sabía con la chichita que me estaba curando, ahora la estoy conociendo.
Dos veces en mi vida he ido a un sicólogo, y siempre me han mandado con viento fresco de vuelta, es que la gente de mi carrera vive medio enferma, así que es normal.

Además, la juventud divino tesoro, parece que no es tan así, si las señoras de cincuenta se ven mejor. El otro día fui al dentista, salí de la oficina, almorcé, es decir, tragué, y llegué a sentarme a la consulta, había una señora como cincuentona, pero regia, pelo producido, uñas oscuras, botas de taco, y bien estirada.
Yo con mi pelo medio desordenado, enfundada en una parka, y con zapato bajo, y de no muy buen ánimo.

Y el dentista me pregunta a mí, que por qué los jueces pelotudos dejan sueltos a los delincuentes, como si yo fuera capaz de justificar eso, y yo jurídicamente puedo decir que el Código Procesal Penal, dice que el juez dictará sentencia condenatoria cuando adquiera convicción más allá de toda duda razonable, o sea, si el pastel, tiene una minima duda, entonces no lo puede condenar.
Pero supongo, que está gente podrá tener algo de sentido común, no hay que estudiar derecho para saber lo que está bien y lo que está mal.

Es la organización del poder judicial la que no me convence, entiendo que los juicios son largos, porque es razonable darle plazo al demandado para que busque abogados y reuna pruebas, pero los funcionarios del tribunal o son medios flojillos, o no dan a basto, yo creo que es una combinación de ambas.
Hace meses que represento a una señora extranjera, que no puede viajar a Chile, y estoy tramitando su pensión de alimentos, pero el bello Tribunal no se digna aún a practicar la liquidación del crédito, y los niños siguen teniendo necesidades!!, ya pedí cuenta varias veces, y no saco nada con quejarme de los funcionarios, porque después andan con una cara de tres metros y no hacen nunca lo que uno les pide, asi que opte por tramitar por mano el famoso oficio, en consecuencia, voy hacer la pega que el Tribunal debería hacer.

Es que no me da lo mismo la gente, no me da lo mismo, no soy como los otros, que se olvidan, a mi no, si algo no hice bien, no es porque lo dejé botado, es porque hay todo un asunto burocrático que no nos deja avanzar.
Además en la Universidad no nos enseñaron a tratar con los clientes, porque la gente no llega sólo con su problema jurídico, sino que con todo un drama social-familiar-de violencia atrás.
No hay cosa que me llene más que entregar una sentencia favorable, de ver la gente contenta, pero vivo preocupada por los otros que están esperando.
Y la secretaria insiste en recomendarme con Pedro, Juan y Diego, como si yo lo hiciera todo bien, pero a ratos, no me tengo tanta confianza, ni tanta fe.
Además aquí hay que andarse imponiendo, y no dejarse aplastar, también me canso un poco de eso. Y los abogados que se creen lo máximo, puaj, como si esta profesión fuera tan bien mirada.
Hay cosas buenas, hay cosas malas, como todo en la vida, pero yo últimamente no ando tan feliz, estoy preocupada por esos ojos amargados que llegan a consultar, Los llevo a mis sueños, y no los olvido.
El otro día Raúl en un momento de relajo, me dijo que porque no usaba mis armas femeninas, para tratar con los actuarios, y nos reimos mucho. Pero aunque en la realidad existen tales, yo no soy de esas.
Parece que deje de lado mi coraza fuerte, o de verdad ahora me estoy estresando un poco, pero no es por la levantada temprano, ni por esa oficina tan helada, ni por las esperas de las audiencias, es por las personas que hay detrás de esas carpetas.
Hoy cerré el notebook, cuando ya me iba venir a casa, y una ruma de escritos a un lado del escritorio, miré el mueblecito de la esquina, saturado de carpetas, y pensar que detrás de cada carpeta hay personas que están esperando....
 
sábado, julio 07, 2007
Lo ha dicho: Niña Incógnita, a las 10:36 p. m.

Hice un zapping al canal 13, y veo que Chile va 5 -0.... y al rato 6-1, y el partido todavía no termina!!!.
Debo reconocer que me da un poco de vergüenza, y no voy a hacer un análisis crítico de fútbol, pero creo que si yo fuera futbolista y de "selección", los días de partido, no me habría ido a emborrachar, lo más probable es que hubiese salido a respirar, pero no a entregarme a los placeres mundanos... ¿qué cuerpo podría resistir a esas copitas de alcohol y jugar con Brasil después?

Tenía 15 años en la época de Francia 98, y en ese momento, vi los partidos, me juntaba con mi grupo de amigas, pero ahí la cosa era distinta... si bien nunca ha existido acá un gran equipo, si había más corazón... hoy eso no está... cuando se perdía era con dignidad... hoy la cosa es distinta... mucha farandulilla, que ya nos tiene hartos.

Los hombres de esta casa, empezaron a caminar cuando el marcador ya llevaba 3 goles en contra...yo ni siquiera hice el intento de ver, porque ahora me dediqué a ver una película, esa que no pude ver la semana pasada....

El fin de semana pasado fue un caos, el día festivo, tuve que ir a la oficina, a buscar unas carpetas, por un dato que olvidé...
Todo había empezado bien, estaba contenta, sentía que ese lunes feriado era maravilloso, curiosamente sentía que ese fin de semana sería más largo de lo habitual.

El sábado me di libre de mis obligaciones, y al cine fui, pero ya de noche me empezó a dar el sueño, así que el rato de pub fue breve... en la noche dormí bien, pero entre sueños, cerca de las 6 am app, empecé a recordar un asunto de trabajo, a analizarlo de otra forma, y a pensar que tenía que hacer un par de llamadas, y eso tenía que ser así, a las 7: 38 desperté en seco.... me levanté... mi papá sintió que andaba dando vueltas por ahí y se preocupó... claro... que hacia yo, en pleno día domingo, de un fin de semana largo, en pie... mandé un mensaje a mi colega a eso de las 8... le pregunte si estaba despierto... me contesto que si... le plantié el tema de mi sueño-realidad... se sorprendió un poco, pero compartió el mismo criterio conmigo, uff... el domingo fue una lata de verdad, en mi casa todos resfriados, yo estresada al máximo, y frustrada porque los días de descanso no resultaron... no pude ver películas ni descansar.

Llamé en la tarde a la secretaria de la oficina, para pedirle las llaves, y me sentí tan mal de molestarla en días de descanso... pero era necesario... y para reparar la molestía, el martes llegué con una barra de chocolate....

Y ahora sábado de nuevo, de todas maneras mejor que el anterior... sólo espero que mañana no me estrese, que la tristeza por isla de pascua se vaya, y que la roja de todos, respete un poquito al chileno de corazón.
 
domingo, julio 01, 2007
Lo ha dicho: Niña Incógnita, a las 10:37 p. m.


La vida está llena de nuevas etapas, de nuevos comienzos, de desafíos. Cuesta agradecer cuando uno está bien y sano. Basta un resfrío, para quejarse. Siempre pensamos que va a aparecer el trabajo que soñamos, que formaremos una familia en el momento que queramos, que tendremos un buen pasar económico, que los hijos que tengamos serán sanos, y que los nuestros siempre estarán allí.
Pero no siempre todas las anteriores se cumplen, hay cosas que cambian, y hay que estar preparado para aceptar que la vida no es perfecta, que el tiempo pasa muy rápido, y que hay que agradecer lo que uno tiene... ¿qué será lo que dificulta entender eso?