martes, octubre 09, 2007
Lo ha dicho: Niña Incógnita, a las 9:31 p. m.

Me abrocho la bufanda al cuello, hace frío y está oscuro. Hay una señora, con sandalias, como tantas otras, yo pienso que es una osadía. La mujer tiene unos 60 años app., lleva el pelo perfectamente teñido de marrón, con visos, y perfectamente cortado. En realidad demasiado perfecta. Tiene su cartera de cuero, con diseños florales, bien sujeta, lee un libro, pero no se cual es el título, tampoco me esfuerzo en enterarme, estoy un poco corta de vista.

Estoy sentada frente a ella, a ratos cierro los ojos, y "sueño" que estoy trabajando y tengo mil cosas que hacer, después despierto y los ojos me pesan. La noche anterior estuve trabajando extraordinariamente hasta muy tarde; me cuesta olvidar, me cuesta dejar todo atrás.

La mujer apenas se mueve, no tiene arrugas, o quizás yo no las veo. Tiene un collar de oro grueso. Cierro los ojos de nuevo y vuelvo a soñar, despierto, recuerdo que yo ya no viajo con joyas, con ninguna, ya aprendí.

La mujer está de traje de tela, no sé su nacionalidad y parece que el señor canoso que está a su lado es su marido.

Queda poco para el embarque, y me paseo, ya está amaneciendo, hay muchas personas, muy distintas.

Es la hora de partir, me pongo de pie y me acerco a la fila. Hay tres personas que conversan en inglés, uno de ellos está de medio lado, me mira y sonrie.

Me pregunta si soy chilena, él es mexicano, muy parecido a juan gabriel, con pelo teñido de rubio, cejas perfiladas, anillo en el dedo meñique, y bolso louis vuitton, es muy simpático. Ahora inicia un mes de viaje con una pareja de ingleses, a recorrer Brasil, Uruguay, Argentina y Chile. Quiere terminar en Valparaíso, y Viña.
Maravilloso este aeropuerto, muy moderno, comenta él, la inglesa aporta un "very nice".

Ajusto el cinturón, olvido a la señora, al mexicano, y dejo todo atrás. Los días están tan tranquilos, tan llenos de sol, de cosas extrañas, es respirar vacaciones unos días.
Olvidé lo que me ata, el aire ya no es frío, y hay un negro que habla un español extraño para ofrecer helados, me dice "yapo comadre, cachai", me saca risas.

Rio es grande, es inmenso, me parece lindo, de pronto, miro en alto, y veo un Cristo de brazos abiertos grandes esperanzadores, como pretendiendo dar paz a este mundo.

No hay olas, en el lugar donde estoy, parece de postal, miro a mi alrededor, y la señora del aeropuerto se acerca al mar, ahora confirmo que el señor canoso es su pareja, ella es distinguida hasta para caminar en la arena.

El último día, camino con algo de nostalgia, pero alegría de regresar, el negro de los helados me grita "hey pelolais, mañana nos vemos". Sonrío y camino , no le explico que ya regreso a mi patria, porque no tendría mucho sentido.

Terminan los días que había esperado tanto, pero eran muy necesarios, al menos algunos de esos días me pude desconectar, y la vida tiene que seguir su curso normal.
En mi bolso de viaje, viene una bufanda roja, la saco y la ajusto a mi cuello de nuevo, ya estoy en Santiago.
 
11 Opine no más:


At 10:39 p. m., Blogger Princessa

Un abrazo que bueno que lo pasaste bien y pudiste descansar!!! Linda descripcion de tu viaje.
Bienvenida!!!!

 

At 9:00 a. m., Anonymous Anónimo

qué rico que lo pasaras bien y te relajaras de lo lindo, pero debo preguntar, y las fotos cuándo?????... cariños mil y qué bueno tenerte de vuelta...

 

At 3:09 a. m., Blogger kityta

oieeee!!! con razon andabas desaparecida!! jejej!!
espero ke haya sido en serio un respiro de esos q por lo profundo,limpian el alma...


me gusto la descripcion de tu viaje...


=)

es un poko duro volver a la realidad... pero con mas energias cierto?

=)

 

At 3:23 p. m., Blogger La Marsupial

Ay.. me paso algo raro.. como que no se si me lo transmitiste tu o fue idea mia, pero habia algo de nostalgia?, me dio como penita...
BIENVENIDA! Y que las pilas te den para muuuuucho..

 

At 9:16 a. m., Blogger Anónimo Aún

Niña Incógnita veo que pudiste desconectarte un poco y eso es impagabale ... ¡qué envidia! No sabes las ganas que tengo de arrancarme una semana.

Me gustó tu relato, tienes una veta de escritora que pulir :-)

Anónimo Aún

 

At 3:57 p. m., Blogger Niña Incógnita

Princessa: Gracias por las buenas vibras, y por no olvidar este blog.

Mini: ya vendrán algunas fotos ;)

Kityta: Esa era una de las razones del desaparecimiento, y claro es muuuuuuuuuy dificil volver a la realidad, pero tengo más energías.

Marsupial: Reconozco que ando un poco nostálgica, y parece que lo percibiste...

A.A.: Que gusto leerte!!, me halagas con eso de la veta de escritora... eso fue lo primero que quise ser en mi infancia... escritora. jeje

 

At 9:38 a. m., Blogger Conely

Asi que de viaje!!!! que agradableeeeeeeeee, por lo que cuentas disfrutaste mucho de esos dias de descanso, me alegro, hace bien para el cuerpo y para el alma salir, tomar otro aire, caminar por otros lados, en fin...

Bsos!!!

 

At 12:13 p. m., Blogger Lorena Sáez

Que rico, bien vale la pena un respiro, yo me lo di este fin de semana con mi pololo, lo pasamos muy bien flojeando jejeje

Besitos mil

(^.^)

 

At 1:21 p. m., Blogger markin

Y estbas allá, y hoy estás aqui. En mente aquel moreno que trajo esas ideas ¿qué habrás pensado? quizá te esté extrañando. Y la gente, pensando de diverso modo en todos lados, más confiados, menos confiados... cada uno viviendo su aventura de un modo u otro, pintando sus pasos y miras a su antojo. Se nota fue tu relax, lo necesario para volver a caminar.
Chau.

 

At 6:39 p. m., Blogger Alvaro y sus desvaríos

que suerte la tuya, de poder viajar y poder relajarte, arrancándote del frío.....q envidia


saludos

 

At 8:48 a. m., Blogger Priscila

Tus palabras me transportaron... k rico k lo pasaste bien...
un abrazo