lunes, mayo 14, 2007
Lo ha dicho: Niña Incógnita, a las 2:53 p. m.

Sólo ante la idea de la muerte, el hombre tiende a reaccionar, a mirar su entorno, y ver qué esta haciendo, ver si sus manos tienen algo que ofrecer.
Ese año había muerto mi tía, se enfermó de pronto, entró caminando a la clínica y de allí no despertó más. Y yo sentí que Dios se llevaba alguien de forma tan imprevista, y mis manos no estaban llenas aún, yo no había conversado con ella todo lo que tenía que decir. Prácticamente era mi abuela, y pensé que iba a estar cuando me titulara.... pero no fue así.

Antes de esas dos semanas, mi padre se había tomado unos exámenes de sangre, éstos arrojaron un resultado extraño, por lo que fue necesario una biopsia.
Era la segunda vez, que él tenía que pasar por eso. Yo creí que no sería nada grave.
Recuerdo de noche haber visto el resultado de la biopsia, aparecía la palabra "carcinoma". En menos de un mes, figuraba con mi familia en el hospital clínico de la UC.

Estaba rodeada de gente de blanco, con familias preocupadas. Estaba como ausente, mi tía se había ido, y mi papá operado de cáncer de próstata, con un futuro incierto. Era septiembre, pero hacía frío, o quizás yo estaba helada. Me apoyé en una de las paredes, para esperar que mi papá saliera de pabellón, venía dormido en la camilla.

Días antes de su operación, habíamos discutido fuerte, pero ahora yo estaba allá, esperando que todo saliera bien. Luego de verlo entrar a la sala de recuperaciones, bajé a una capilla dentro del mismo hospital. Había una mujer de ojos llorosos rezando. Y en la entrada un libro para encomendar salud para esos enfermos.

No recuerdó qué almorcé ese día, pero los médicos bajaban cual dioses a almorzar también... pero yo no estaba, no podía creer que todo eso estuviese sucediendo. Incluso hoy racionalmente me cuesta comprender.
Siento que la vida es corta, hoy tengo otra percepción del tiempo y de la vida.

Para colmo, en esas fechas tenía una prueba muy importante para la universidad. Y estaba en ese hospital, estudiando a los pies de la cama de mi papá.

Pero el sol salió, y pasó esa tormenta, el cáncer no alcanzó a comprometer nada más, y hoy, "en teoría" está curado. Dicen que el cáncer siempre vuelve en un rango de 10 años, todos los amigos de mi familia, que han pasado por lo mismo, se han vuelto a ver enfrentados al cáncer después pero de forma más violenta y con resultados distintos.
Hoy ese temor existe, está con nosotros, pero qué más se puede hacer, sólo aprovechar el tiempo y rogar a Dios que nos permita tener las manos llenas, para quedar sin deudas.
 
16 Opine no más:


At 3:40 p. m., Blogger Alberto Quevedo

Una experiencia por la que dificilmente hay alguien que no pase en la familia. Pero cada vez más surgen personas que dicen: yo he vencido al cáncer. Eso da esperanza. Curiosamente reflexiono hoy de ello en http://compartiendopinion.blogspot.com/ A.Quevedo

 

At 8:06 p. m., Blogger Princessa

Fuerte!! Tb he vivido cosas parecidas, de hecho hoy estoy empezando a vivirlo con mi abuelita.
En fin...
Me da mucha pena.
Besos

 

At 8:45 p. m., Anonymous Anónimo

Ups! Qué fuerte...

El cáncer hoy en día es casi una enfermedad de moda, le da a cualquiera y ya...

Menos mal que hoy tu papá esta mejor. No queda más que disfrutar a la familia, cuando la tenemos.

 

At 10:54 p. m., Blogger danips

son las experiencias q nos fortalecen!!!!

exitoooss!!

 

At 1:35 p. m., Blogger Leonardo

Querida Anónima.
Lamento lo de tu padre, y sinceramente espero que sea de esas personas a las cuales no les vuelve nuca el cáncer, en mi familia paso algo siilar con un tio, y si bien lamentablemente ya murió hace un par de alos, no fue precisamente por el cancer.
Es mi actual creencia que debemos hacer todas las cosas que podamos en el minuto que las sintamos y no patearlas para adelante como es la tendencia de mucho de nosotros, me he dado cuenta que finalmente siempre nos quedamos cortos de tiempo en cosas que hacer y lamentamos cuando quedamos con cosas inconclusas. Por eso es mejor hacerlas todas al momento de sentirlas, ya que nunca se sabe si él, tú u otra persona no la volveremos a ver...
pero para dejar de ser pesismista, es bueno que haya salido de esta, abrazalo y dile que lo quieres, aprovecha que esta ahi, eso es lo mejor! asi supongo que con todas las cosas de la vida.
Muchos abrazos y animos!

 

At 3:18 p. m., Blogger Priscila

Tal vez por eso debemos disfrutar cada segundo de esta vida, junto a quienes amamos...

Por k tal vez mañana ya sea tarde...

Un abrazo

 

At 9:44 p. m., Blogger Alvaro y sus desvaríos

la muerte me deja desnudo frente a la vida

saludos ¡¡¡

 

At 5:35 p. m., Anonymous Paz Torres

No puedo dejar de sorprenderme con la frase

"No recuerdó qué almorcé ese día, pero los médicos bajaban cual dioses a almorzar también... pero yo no estaba, no podía creer que todo eso estuviese sucediendo. Incluso hoy racionalmente me cuesta comprender."

Espero que se haya tratado de pura retórica y no de una opinión meditada.

Entiendo que tú te encontrabas en una situación muy difícil, pero también tienes que entender que los doctores trabajan TODOS los días de la semana en un hospital (no de lunes a viernes como la mayoría de los cristianos)y que como no son sobrehumanos tienen que almorzar ahí (y muchas veces también comer)y tratar aunque sea un segundo de distraerse de lo que significa estar todo el día entre gente enferma y muchas veces al borde de la muerte, y donde un error no significa que mi jefe va a retarme sino que la persona enferma en esa cama puede morirse.

Es que acaso no tienen derecho a almorzar porque llevan puesto un delantal blanco?

 

At 6:29 p. m., Blogger kuki

Sé perfectamente de lo que hablas, porque también he vivido esas largas horas de espera en un hospital. Ahí lo más importante para mí fue el amor. Gracias a él, salí adelante. El amor que nos tenemos en nuestra familia, dándonos mutuamente fuerzas y el amor de mi pololo y mis amigos, dándome ánimos a mí. También el amor por el que estaba postrado ahí, apagándose lentamente, que me hacía estar pendiente a cada minuto y rezando porque, pasara lo que pasara, dejara de sufrir.
Un gran beso

 

At 7:54 p. m., Blogger Niña Incógnita

Estimada PAZ TORRES:

Tengo más que claro, la labor que cumplen los médicos tan importante como muchas profesiones. Sé que un error de esos se paga para siempre. Tengo muchos cercanos muy queridos médicos, y me consta todo el trabajo que tienen.

Lo que quise decir es que algunos médicos NO TODOS, muchas veces se sienten dioses, y lo manifiestan así, como también ocurre con otras profesiones u oficios, funcionarios públicos, etc. Y me refiero a algunos y no a todos, por favor, que se entienda, no quise ingresarlos a todos en un mismo saco.

Y por supuesto que como todos los demás seres humanos tienen todo el derecho a almorzar, y a distraerse, y a tener una vida normal. Insisto me referí sólo a algunos, y sólo a ciertas actitudes, que se manifiestan en el comportamiento (y obviamente no en el almuerzo).

De todas maneras la idea de este texto, era la fragilidad de la vida, lo fácil que es perderla, y la idea de que el hombre sólo ante estos casos decide aprovechar su tiempo al máximo.

Saludos, y espero verte por aquí de nuevo, ya que no tengo un blog donde dejar un mensaje para ti.


Para todos los demás: sólo quiero decirles MUCHAS GRACIAS ;)

 

At 6:43 p. m., Blogger Águila libre

Hola: Primero, me alegro que tu papá este bien y mientras se siga chequeando, lo estará.

La muerte no es fácil de abordar, es un tema complicado porque duele mucho, pero es asi, desde que nacemos vamos hacia allá, no hay remedio para eso.

Por lo mismo, hay que intentar, dentro de lo posible, vivir y disfrutar esta vida terrenal. Ya habrá mucho tiempo (eterno) para disfrutar el otro lado.

Muchos cariños,

María Paz

 

At 7:24 p. m., Anonymous Paz Torres

Gracias por aceptar mi crítica, fue un poco power pero es que el tema me llega de cerca.

Que bueno que entiendas el sacrificio que lleva esa profesión.

PD: No tengo blog... por ahora, espero tenerlo pronto.

 

At 1:12 a. m., Blogger Sólo Adán

Oh que hevi.
Con todo lo que has pasado demás que uno ve la vida de otra forma. Pensar que nuestros seres queridos no seran para siempre, aprovecharlos bien es el único consuelo que nos queda. Mucha fuerza para adelante.

 

At 5:30 p. m., Blogger kityta

fuerte la historia-.
un tanto complikado debe ser vivirlo de alguien tan cercano... afortunadamente yo no he pasado por cosas asi, y espero no tener ke pasarlas... pero eso te da mas fuerza pos niña... y te hace darte cuenta lo cerca q estamos dia a dia de perder el contacto fisico con nuestros seres queridos.

 

At 10:33 p. m., Blogger Leoncita

Primero que todo saludos anónima...
Hace un tiempo que no posteaba pero no significa que no te lea... siempre lo hago....
Con respecto al tema es muy cierto todo lo que escribo me deleito al leer un texto tan expresivo...te felicito cada día escribes mejor!!!
Yo pasando por más bajos que altos... mi vida dada vuelta y tratando de ajustarme... comparto lo de que algunos médicos se expresan con el resto de los mortales como dioses...
Saludos y te cuidas, cariños Leoncita ita ita Chick Faced Lioness

 

At 11:31 a. m., Blogger La Marsupial

A veces ese tipo de situaciones tan límites, nos sirven para darnos cuenta que en cualquier momento podemos desaparecer...
Es por eso que cada vez que me despido de un ser muy muy querido, (y en lo cotidiano, nomás), no dejo de darle mi beso....
Jamás se sabe..
Cariños y ánimo!